Apertura Canónica II Capítulo Provincial SCOR (Parte II)

Conferencia de Apertura Canónica del P. Joachim Rego, Superior General de los Pasionistas

Lunes, 26 de Junio de 2017

A continuación les presentamos el texto íntegro del discurso de Apertura Canónica del II Capítulo Provincial SCOR del Superior General de los Pasionistas.

dav
El Superior General de los Pasionistas (derecha en la foto) durante la lectura de su discurso de Apertura del Capítulo

“Mis queridos hermanos,

Estoy muy contento y optimista al compartir con uds. esta ocasión del segundo capítulo Provincial, ahora en Panamá. Como siempre, gracias por su cálida bienvenida y amable hospitalidad. Es la misma hospitalidad que también experimenté durante mi apreciada visita a las otras cinco localidades (Chile / Ecuador / Colombia / Honduras / El Salvador) de su Provincia el pasado agosto. Espero compartir nuestra hermandad con ustedes durante estos días del Capítulo. Reconozco que ya han estado trabajando durante cinco días en los asuntos de las sesiones pre-Capitulares.

Al saludarles aquí, también quiero saludar a todos nuestros hermanos y hermanas de la Familia Pasionista que pertenecen a las trece naciones que conforman la Provincia y Configuración que llamamos “SCOR”. Ustedes los representan, ustedes son su voz aquí en este capítulo. Además, tengo en la mente a los hermanos de la Provincia que están jubilados o enfermos. Los saludo cordialmente, recordándolos con gratitud por su testimonio de nuestra vida pasionista y la fidelidad a la misión. Han vivido vidas fieles no sólo en el pasado, sino que siguen viviendo este testimonio incluso ahora. Estamos agradecidos por sus sacrificios, oraciones y el interés con que nos siguen en la obra de este Capítulo. Recordamos especialmente al P. José Miota Baseta que ha partido a la casa del Padre esta mañana. Descanse en paz.

Hermanos míos, el tema que habéis escogido para este Capítulo es rico e invita a una

dav

profunda reflexión. Jesucristo – La Pasión del Amor. Espero que sus reflexiones sobre este tema sean el fundamento de una experiencia común de renovación. Ojalá puedan ustedes explorar su experiencia de pertenecer a la Congregación Pasionista y escuchar nuevamente el llamado que los hizo seguir a su “primer amor”. Espero que se sientan entusiasmados por la experiencia de este Capítulo y la gracia de Dios en ella, Tomen las decisiones que los llevarán a comprometerse nuevamente a ser felices y entusiastas apóstoles Pasionistas. Mientras viven y proclaman nuestra misión, mantengan sus ojos en Jesús Crucificado, para que estén difundiendo un mensaje de esperanza que refleje el amor de Dios y el Dios de amor. Como María, debemos estar al pie de la Cruz, contemplando a Cristo crucificado. Ahí es donde experimentaremos el amor de Dios que nos revela el camino que debemos seguir.

El propósito de un Capítulo es principalmente “evaluar”: mirar hacia atrás en los últimos cuatro años y examinar cómo hemos vivido nuestro carisma. Debemos revisar lo que hemos hecho como respuesta al programa que nos dio el capítulo anterior; debemos considerar cuán eficazmente funciona ese programa en la actualidad y cuáles son sus debilidades. Lo más importante de todo es que el Capítulo es un tiempo para leer los signos de los tiempos y discernir el movimiento del Espíritu mientras miramos al futuro con gozosa esperanza, mientras hacemos nuestros mejores planes y decisiones, sabiendo que debemos tener confianza y confiar en Dios.

dav

Nuestra ‘evaluación’ no es algo que hacemos como si fuéramos un negocio o empresa que quiere medir sus ventas y beneficios. De ningún modo. Hay una parte de nuestra vida que tiene rasgos de un negocio, y somos responsables de ello. Sin embargo, aquí estamos principalmente preocupados por las consequencias de nuestra vida y misión, que sabemos es consequencia de la gracia de Dios. La gracia de Dios acompaña nuestra comunicación y proclamación de la alegría del Evangelio.

Mientras miramos hacia el futuro, debemos evitar poner todos nuestros esfuerzos solamente en la planificación; a ustedes les toca discernir el sueño de Dios y el plan de Dios. El discernimiento significa ser guiado por el Espíritu mientras miran hacia el futuro, significa ver con los ojos de la fe. El discernimiento es escuchar. Sucede en el contexto de la oración por personas que están juntas como una comunidad que se reúne en el nombre del Señor. El discernimiento nos ayudará a entrar en contacto con la vida divina de Dios de la cual recibimos la energía de la esperanza. En última instancia, discernimos y buscamos sólo una cosa, que es la voluntad de Dios y la vida de Dios. Nos movimos a causa del fuerte viento del Espíritu Santo.

Hace cuatro años, su Configuración (SCOR) eligió el desafío de unirse como pasionistas de muchas naciones y muchos antecedentes culturales. Ustedes se convertirían en una entidad jurídica (Provincia) con una autoridad jurídica (Provincial). Ustedes creían que este desafío les ayudaría a superar sus limitaciones actuales y les ayudaría a encontrar nuevas estrategias para que puedan seguir atendiendo las necesidades de la misión de la Congregación dentro de su Configuración.

Ahora es cuatro años más tarde: ¿Cuál ha sido su experiencia? ¿Qué elementos vitales les han servido para dar vitalidad a nuestra vida y misión en esta región de la Configuración? ¿Cuáles han sido los desafíos? ¿Qué necesita cambiar?

La visita canónica fue realizada por los Padres Antonio Munduate, Giuseppe Adobati y Francisco Murray; les agradezco sinceramente su colaboración. De sus informes, me enteré de que algunos miembros expresaron opiniones positivas y constructivas a favor de la reestructuración, así como también escucharon algunas críticas fuertes y negativas contra el proceso de reestructuración. Es importante saber si la reacción negativa se debe a la resistencia al cambio. Algunas personas se resisten al cambio porque temen perder la comodidad y la seguridad que conocen. Por otra parte, una reacción negativa podría basarse en la experiencia real de la persona que encuentra fracaso en el logro de la meta de reestructuración (fortalecer nuestro testimonio de vida comunitaria y dar mayor vitalidad a nuestra misión).

En el año 2000, nuestro Capítulo General llamó a nuestra reestructuración una nueva forma de estar juntos como pasionistas en nuestra misión por la vida del mundo. Es imprescindible que esta nueva forma de estar juntos se presente como una opción viable en el contexto de nuestra visión de la solidaridad evangélica. Es esta solidaridad evangélica que es la base de nuestra identidad y vida como pasionistas. ¡Esto no es sólo cambiar por cambiar! Más bien, es la respuesta de nuestra Congregación al discernimiento del Espíritu que nos llama a una profunda conversión de mente y corazón. Todos los miembros de la Provincia, y de hecho toda la Familia Pasionista, deben permanecer especialmente atentos para escuchar el llamado a la conversión y recibir la gracia que hace posible la conversión. Esta conversión significa sólo una cosa, nuestro encuentro con Jesucristo como la Pasión del Amor. Este encuentro, enfrentándose uno cara a cara con Cristo, nunca nos dejará igual (a menos que resistamos). Realizará necesariamente un cambio en nosotros, una verdadera renovación. Esta renovación es primero personal y luego comunitaria. Es esta renovación la que puede ayudarnos a entender cómo ser pasionistas hoy en día, al reafirmar el camino que hemos escogido: escuchar de nuevo el llamado a seguir y responder a nuestro “primer amor.” Esto nos ayudará a vivir en el presente con la confianza de que nuestro presente conduce a un futuro que transformará nuestra vida y misión (reflexión de SCOR sobre Formación Permanente).

Como este Capítulo es el comienzo de un nuevo período, también es una oportunidad para que todos en la Provincia hagan algo más que solo continuar el status quo, feliz o infeliz, sino también renovar su compromiso y su vocación examinando y evaluando el sinceridad y honestidad de su identidad pasionista, y de su misión. San Pablo el Apóstol nos desafía: Toda persona que está en Cristo es una creación nueva. Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha llegado (2 Corintios 5:17). La nueva estructura de la Provincia de SCOR tiene sólo 4 años y se encuentra en fase de crecimiento. Ciertamente es un desafío desarrollar un sentido de unidad, colaboración y solidaridad entre trece naciones y culturas. Espero que en la preparación de este Capítulo hayan tenido la oportunidad de evaluar y evaluar seriamente las fortalezas y debilidades de la vida y la misión de la Provincia. Les animo a escuchar con fe y humildad su experiencia y la experiencia de sus hermanos en la Provincia, con la voluntad de aprender de sus resultados positivos y de sus errores.

Les felicito por los muchos logros positivos que han logrado en esta Provincia unificada

dav

durante los últimos cuatro años. Las visitas canónicas revelaron lo siguiente: el establecimiento de comunidades internacionales cuyos miembros son de diferentes nacionalidades y culturas; el intercambio de personal cruzando fronteras; su cuidado por los miembros enfermos y ancianos en sus propias comunidades de la Provincia; el cierre de ubicaciones para fortalecer la vida comunitaria; el sistema de contabilidad unificado y centralizado; el establecimiento de un Fondo de Solidaridad de la Provincia; su enfoque en la misión a los pobres y JPIC; la atención prestada a la revisión y reorganización del programa de formación inicial; y la reestructuración de la administración (por ejemplo, un representante legal de cada nación, una sola persona jurídica en España).

También hubo algunos desafíos y preocupaciones que fueron mencionados por los miembros durante la visita canónica: menos miembros en las comunidades; un conflicto generacional entre los miembros más jóvenes y los mayores en la vida comunitaria; los jóvenes religiosos necesitan una mejor atención y apoyo; la necesidad de prestar atención al “Proyecto Comunitario” (Estatutos Provinciales # 2); la falta de reuniones comunitarias y, por lo tanto, la falta de un foro para debatir cuestiones de importancia comunitaria; falta de organización en el mantenimiento de los registros de la comunidad; la situación irregular de más de 15 miembros de la Provincia; la necesidad de organizar mejor la estructura de gobierno, especialmente en la clarificación de las competencias y funciones de los delegados del Provincial; el sentimiento de “distancia” entre uno y la dirección; la falta de un plan global para la reducción de casas y presencias; la necesidad de una mejor comunicación; el centrarse demasiado en los ministerios parroquiales en vez de la predicación apostólica pasionista; la necesidad de una mejor estructura de coordinación en las actividades pastorales; una formación adecuada para los que trabajan en formación; mayor promoción de las vocaciones; mejor organización y coordinación de la estructura de formación; y necesidad de transparencia, rendición de cuentas e informes en la administración y administración de finanzas.

Con el fin de guiar a esta provincia multi-cultural y multi-nacional en abordar estos retos, debe haber un liderazgo eficaz a todos los niveles (provincial, zona y comunidad local). Generalmente, en este momento de la iglesia, hay una crisis de liderazgo y autoridad al servicio de los hermanos en la vida religiosa y comunitaria. En algunos casos, los religiosos están inclinados a “actuar por su cuenta”, sin ninguna referencia a la autoridad. En estos casos, el líder a menudo se siente impotente para actuar, y pasa por alto muchas situaciones. Esto puede llevar a algunos religiosos a imitar la conducta independiente, y causar confusión para los demás. El resultado es una pérdida de credibilidad para el líder y la creación de tensiones y conflictos en la comunidad.

Sugiero que consideren el área de liderazgo efectivo y la autoridad-servidor como un valioso tema de formación para todos en el momento de una Asamblea Provincial o de otra reunión. Aliento un proyecto similar para la formación permanente provincial. Necesitamos líderes religiosos bien entrenados ahora y para el futuro de la Congregación y de la Iglesia.

hdr
El Superior General Pasionista se solidarizó con nuestros hermanos pasionistas en Venezuela ante la grave y difícil situación que vive este país

Aprovecho la oportunidad al comienzo de este capítulo para reconocer específicamente la generosidad, el sacrificio y el testimonio de nuestros hermanos en Venezuela. Por algún tiempo, he sido consciente de la inestabilidad política que ha creado muchas dificultades económicas y sufrimiento para el pueblo en Venezuela, y que también ha afectado a nuestros propios religiosos. Todos estamos inspirados por el coraje y el sacrificio de estos hermanos pasionistas que han optado por no abandonar el país, sino para permanecer en solidaridad con el pueblo y ofrecerles consuelo y esperanza en su sufrimiento. Les aseguro mi continuo apoyo y oración.

Por último, quisiera agradecer sinceramente al Superior Provincial, el Padre José María Sáez Martín, y a los miembros de su Consejo que han sido delegados como líderes en sus Zonas. Habría sido una tarea masiva trabajar por la unificación de la Configuración como una sola Provincia. Sin embargo, actuando juntos, han sido capaces de responder a este desafío. Ustedes han dirigido creativamente a la Provincia hacia el objetivo de la unificación para poder ser testigos de nuestra vida común y lograr la revitalización de nuestra misión. Este trabajo aún no está terminado, pero aún está en proceso. Soy consciente del gran desafío que han experimentado en esta tarea y de las muchas deficiencias experimentadas por los miembros. Aunque podemos reconocer las deficiencias, quiero agradecerles por lo que han logrado para el bien común. Espero que mediante la aplicación de un análisis y una evaluación transparentes, podamos mirar hacia adelante a la continuación de la aplicación de un proceso mejorado de integración.

Al comenzar nuestro trabajo de este capítulo, les animo a todos a participar en un diálogo activo y constructivo. Promover una mayor unidad, respeto, reconciliación y diálogo. Tengan siempre en el corazón lo que es para el bien común de la Provincia y su misión en la Configuración y en otras partes de la Congregación.

Guiados por la luz del Espíritu Santo y apoyados por las oraciones de nuestro Santo Fundador, San Pablo de la Cruz y todos los santos de la Congregación, comencemos con confianza esta reunión capitular.

¡Ahora declaro abierto este 2º Capítulo de la Provincia del Sagrado Corazón (SCOR)!”

P. Joachim Rego CP

Superior General de la Congregación de la Pasión de Jesucristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s